Guía definitiva con todo lo que debes saber sobre L Carnitina y diabetes

La Lcarnitina es la forma biológicamente activa del aminoácido no esencial carnitina. Esta, además de ser un suplemento que puedes adquirir en herbolarios, se produce en el cuerpo a partir de los dos aminoácidos metionina y lisina, y también se encuentra en alimentos como productos lácteos, carnes y aguacates.

La suplementación con L Carnitina bajo supervisión médica puede beneficiar a aquellos que quieren perder peso, pero quizás es algo menos conocida la función de la L-Carnitina para ayudar también a los pacientes diabéticos.

L Carnitina y diabetes. Información práctica

La L carnitina está implicada en el transporte de ciertos ácidos grasos a las células donde pasan por un proceso de oxidación. Como resultado de este proceso, se libera energía.

Es por este motivo, por el cual la suplementación con L-Carnitina mejora el uso de la grasa como fuente de energía, reduce los niveles de colesterol y triglicéridos y puede reducir el riesgo de problemas de salud en los diabéticos, que tienen un metabolismo adiposo deficiente.

La LCarnitina tiene un efecto protector sobre los músculos y la función del corazón, por lo que los diabéticos pueden volver a beneficiarse de este suplemento, ya que la diabetes aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas.

En la investigación clínica, se ha demostrado que la L Carnitina aumenta la eficacia de los medicamentos convencionales para mejorar los niveles de glucosa y lípidos en diabéticos.

Varios estudios han revelado los beneficios de usar Lcarnitina para mejorar los niveles de azúcar y grasa, así como para el control del peso. Los investigadores encontraron que la L Carnitina ayuda a la pérdida de peso corporal, reducción de la inflamación, y un mayor control de los perfiles de glucosa y lípidos, algo que mucha gente ya sabe.

Pero en relación con la diabetes, las investigaciones concluyeron que la L-carnitina ayuda a mejorar las afecciones cardiovasculares, lo cual puede ayudar a reducir la obesidad y mejora la intolerancia a la glucosa.

Además, la L-carnitina disminuye la toxicidad cardiaca causada por la adryamicina, un agente quimioterapéutico. La Lcarnitina actúa en sinergia con el hierro y las vitaminas B6 y C y la niacina.

En cualquier caso, lo recomendable siempre es consultar a un médico o profesional de la salud si podemos beneficiarnos de la suplementación con L-carnitina, así como para determinar las dosis diarias óptimas de este suplemento. Es muy importante tener en cuenta que, la L carnitina no reemplaza en ningún caso al tratamiento estándar para la diabetes.

Diabetes y LCarnitina

La L Carnitina y una vida más larga para los diabéticos

La mayoría de las enfermedades crónicas del envejecimiento reflejan la pérdida de la función mitocondrial y los números, limitando la energía disponible para las células a medida que envejecemos. Las mitocondrias que funcionan mal también imponen un enorme estrés oxidante en las células madre, acelerando aún más el envejecimiento y acortando la vida.

La L Carnitina, una molécula natural con varias formas relacionadas, proporciona a las mitocondrias tanto la energía que necesitan como la protección antioxidante que deben tener para conservar su función juvenil.

Esto es importante porque los diabéticos tienen un riesgo especialmente alto de sufrir complicaciones cardiovasculares y muerte prematura. Una parte de esto es que los diabéticos son más deficientes en Lcarnitina que otros de los mismos grupos de edad.

Dado que la L-carnitina ayuda a las mitocondrias a utilizar energía, puede desempeñar un papel fundamental en la reducción de la incidencia y el impacto de la diabetes.

Estudios recientes demuestran que, además de ayudar a las mitocondrias a quemar grasa como energía, la L carnitina también es vital para eliminar los productos de desecho de las mitocondrias.

Esto es importante porque ahora reconocemos que la acumulación de productos de desecho de las mitocondrias es uno de los contribuyentes más importantes a la resistencia a la insulina, lo que fomenta aún más el alto nivel de azúcar en sangre y la obesidad.

Los suplementos de L-carnitina prolongan la vida al aumentar la energía de los tejidos en todo el cuerpo. Ha demostrado ser eficaz para reducir la fatiga, mejorar la función cardiovascular, mejorar la composición corporal y promover la pérdida de peso, reducir los niveles de azúcar en sangre y retrasar o revertir la degeneración cerebral.

Cómo ayuda la L-carnitina a las enfermedades del corazón

La LCarnitina tiene un efecto protector sobre los músculos y la función del corazón, por lo que los diabéticos pueden beneficiarse de este suplemento, ya que la diabetes aumenta el riesgo de desarrollar afecciones cardíacas. En la investigación clínica, se ha descubierto que la L Carnitina aumenta la eficacia de los fármacos convencionales para mejorar los niveles de glucosa y lípidos en diabéticos.

Los diabéticos sufren de disfunción del músculo cardíaco tanto isquémica (bajo flujo sanguíneo) como no isquémica. Estos pueden reducirse con suplementos de L-Carnitina a largo plazo.

Algunos estudios llevados a cabo en animales muestran que la suplementación oral con Lcarnitina ayuda a los músculos cardíacos a bombear más fuerte y eficientemente.

Por si fuera poco, las acciones de la L Carnitina amigables con las mitocondrias ayudan a reducir la masa grasa corporal, lo que a su vez mejora la sensibilidad a la insulina y puede ayudar a controlar los niveles de azúcar en la sangre.

Diabetes y LCarnitina Beneficios

La LCarnitina para los pacientes diabéticos tipo 2

La toma de suplementación a base de L Carnitina mejora la sensibilidad a la insulina en pacientes diabéticos de tipo 2. Pero también se ha observado un efecto significativo en la captación de glucosa mediada por insulina en todo el cuerpo en personas que no son diabéticas.

En los diabéticos, la glucosa, absorbida por los tejidos, es utilizada como combustible, ya que la oxidación de la glucosa aumenta durante la administración de L-carnitina.

La disminución de la sensibilidad a la insulina (o resistencia a la insulina) es un factor de riesgo importante para la diabetes mellitus tipo 2 y las enfermedades renales y cardiovasculares. Es el componente clave y, posiblemente, un factor patogenético del síndrome metabólico -una agrupación de hipertensión arterial, obesidad, alteración de la tolerancia a la glucosa, dislipidemia, anormalidades en la coagulación, albuminuria y aumento del riesgo cardiovascular- que puede preceder o acompañar a la diabetes tipo 2.

La función de la insulina y las anormalidades asociadas con la resistencia a la insulina son fundamentales en la prevención de la diabetes tipo 2 y, a largo plazo, de las complicaciones micro y macrovasculares de la diabetes Los estudios han demostrado que la L Carnitina puede mejorar la sensibilidad a la insulina y la eliminación de la glucosa en sujetos sanos y en pacientes con diabetes tipo 2.

La L Carnitina puede ayudar a mejorar aún más el control de la hipertensión y la dislipidemia y, por lo tanto, a disminuir el riesgo cardiovascular general en pacientes hipertensivos con diabetes tipo 2.